Creditos rapidos para refinanciacion de deudas

 

En qué momento es el mejor instante para endeudarse

Todos en algún instante de nuestra vida llegamos a contraer deudas. Sean grandes o bien pequeñas,siempre podemos tener la posibilidad de refinanciar las deudas, deber dinero a alguien es estar en deuda con esa persona. Por otro lado, en la Vieja Roma una deuda era considerada homónimo de esclavitud, con lo que si lo llevamos al planeta moderno, podríamos decir que en cierta forma somos esclavos del dinero y de aquellos a quienes se lo debemos.

prestamos personales

En un caso así, que un familiar, un prestamista y de manera especial el banco controlen la mayor parte de nuestros pensamientos ya antes de dormir no es nada agradable, con lo que no hay algo como un “mejor momento” para endeudarse. Sin embargo, más que un tiempo en concreto, existen circunstancias en las que podemos darnos el lujo de contraer deudas. El día de hoy te afirmaremos cuáles son y por qué razón podemos hacerlo, ¡toma nota!

Al casarse. Se supone que la unión de una pareja debe empezar con el pie derecho y no es el ideal endeudarse apenas se casen. No obstante, cuando no se tienen los recursos suficientes para costear una boda, es buena idea solicitar un préstamo personal para realizarla. Va a depender de los novios si desean que su recepción sea algo fácil o bien más social; mas cuando los ahorros no son suficientes, el banco puede ser una salvación inmediata. Tampoco es bueno contar los pichones antes que nazcan, mas hay bodas que se pagan por sí mismas, puesto que los obsequios que recibe el matrimonio son de mucha ayuda para comenzar su nueva vida de casados.
Al adquirir un turismo. Adquirir un vehículo a través de financiamiento es una gran idea pues es, por su parte, un bien y una inversión que se valoriza. Lo esencial es tener un empleo fijo y contar con beneficios. Si prosigues un presupuesto personal, del que no te salgas salvo alguna irregularidad que lo merezca, conseguirás anular todas y cada una de las cuotas en el plazo establecido. En otras palabras, adquirir un vehículo en estas circunstancias es buena ocasión para “endeudarse”.
Al adquirir una casa. Como con el vehículo, un piso o bien casa es buena inversión por donde se mire. Bastantes personas prefieren rentar, en especial si viven mudándose a raíz de su trabajo. Mas ser dueño tiene muchos beneficios, en especial al instante de una crisis financiera.

¿Qué hacer para supervisar las deudas?

La primera cosa que debes hacer es calcular tu grado de endeudamiento, esto es, el porcentaje que te señala la capacidad monetaria que tienes para anular las deudas que ya contrajiste. ¿De qué manera lo logras? Suma el total de tus deudas actuales y divídelas entre el total de tu ingreso mensual. Eso resultará en un número decimal que vas a deber multiplicar por 100. Ese resultado te afirmará tu grado de endeudamiento. Si está entre 0 por ciento y treinta por ciento , es normal y debes trabajar para sostenerlo así; si se sitúa entre treinta por ciento y sesenta por ciento , todavía tienes recursos para ponerte al día si bien esto merezca un tanto más de austeridad; mas si sobrepasa el sesenta por ciento debes prestar más atención a tus consumos y limitarlos hasta el momento en que te estabilices a nivel económico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s